La canción de las 11:58. Javier Vallina no se anda por las ramas. Su proyecto musical se llama Bueno y, directamente, así es. Menudos son los de Langreo, uno de esos sitios míticos para nosotros, los de secano y secarral. Los mismos que cogemos el coche, superamos aburridísimos páramos, llegamos a la Luna y poco después comenzamos a disfrutar viendo esas señales que nos indican la cercanía del eterno mar asturiano. La de Langreo es una de ellas. El “Maratón” que hoy regalo es uno de los menos cansados y más placenteros que jamás conocí. Obra de Vallina. Bueno, al fin.

Anuncios