La canción de las 17:51. Perdón por el retraso. El mar, como es costumbre, me atrapó. Yo, como acostumbro, me dejé atrapar. A lo que vamos. Yo, de pequeño, era bizco. Mi ojo derecho tenía vida propia y escogía un ángulo difícil de calibrar por una mente centrada. La cirugía lo arregló, mas solo a medias, ya que me dejó con un defecto de por vida que, al menos, me libró de la p… mili. Si alguien tiene mucha curiosidad, que me extraña, y aún no se lo he contado, que me produciría auténtica incredulidad, que solicite hora y posterior explicación. A lo que seguíamos yendo. El gran Quique Gómez está al frente de Gatos Bizcos, un grupazo de blues que acaba de sacar su segundo disco al mercado, “Eurovegas” de nombre. Del primero, también soberbio, rescato hoy, mirando ya al frente, “Little Walter Song”. Espero que lo veáis bien.

Anuncios