La canción de las 11:42. Lo breve, si bueno, muy bueno y menos breve. Poco más de 120 segundos para dejar con ganas de muchísimo más. La joyita que regalo hoy es en otro idioma, en uno de los más cercanos, aunque solo sea porque me puedo entender con sus hablantes en esa otra lengua que tenemos común entre ambos. Pau Vallvé hace discos preciosos. Si no los conoces, te felicito porque aún tienes la vibrante oportunidad de hacerlo.

Anuncios