La canción de las 21:56. Comienzo el mes de la santidad mal entendida en el mismo lugar en el que finiquité el anterior. Pocas horas me quedan al borde del mar y justo por eso me lo bebo a bocanadas. En homenaje a esta tierra soberana acudo en esta fresca noche a uno de los grupos más clásicos de toda su música moderna. No negaré que “Los pedos” hubiera estado entre la baraja de nombres con los que habría bautizado yo a mi hipotético grupo musical. De haber sido así, por aquí ya se me habrían adelantado hace años. Desde 1985 funcionan estos fantásticos “Els Pets” y a juzgar por esta “Noia de vidre” (“Chica de vidrio” en román y especialmente en paladino), facturada hace ya algunos añitos pero muchos después de su fundación, gozan de muy buena salud.

Anuncios