La canción de las 11:21. El ladrón de vidas se llevó ayer 150 en uno de esos segurísimos pájaros voladores. Hoy ha vuelto a repetir su hazaña y, entre multitud de desarmados anónimos, está Pedro Reyes. Lo que me reí con él ni su propia desaparición lo borrará. Los recuerdo hoy, a unos y otros, a todos en general, con otro ladrón, en este caso de bicicletas. Bajo demominación inglesa y cinéfila inspiración italiana pero procedentes de la vecina Valladolid, Bicycle Thief son el regalazo de esta mañana de sol exterior y nubarrones de andar por casa.

Anuncios