La canción de las 12:45. Rellenad en el espacio que dejan los puntos suspensivos. Si no fuera por la música… Por ejemplo, por esta barbaridad que hoy me ilumina en diminuto cuarto menguante. Desde la Birmingham de la americana Alabama, llegan seis bravos animales, seis, comandados por un brutal Paul Janeway a la voz cantante, para enseñar tuercas sin vueltas. La mejor música de siempre hecha de la mejor manera posible. Una barbaridad como otra cualquiera.


The 12:45 song. Fill in the space left by suspension points. If it were not for the music … For example, for this outrage that today enlightens me in tiny waning moon. From the American Birmingham of Alabama, six brave animals arrive, six, led by a brutal Paul Janeway, to teach notches without turns. The best music ever made in the best way possible. A greatness like any other.

Anuncios