La canción de las 11:01. Hablemos de pájaros. Incluso de esos que dejan enormes rastros de pesadas digestiones en cristales de indefensos autos entrañables. Pudiera parecer que estos chicos de Valladolid andan pelín obsesionados con las aves. Se hacen llamar Cosmic Birds y la pequeña joya que hoy regalo se podría traducir como colibrí. Pensamientos compulsivos aparte, quedémonos con lo que cuenta; el talento, la calidad y el riesgo. Todo ello junto en este completísimo “Hummingbird”.

Anuncios