La canción de las 11:14. Nada parecido a ese sentimiento bautizado de magnífica manera por portugueses y brasileños. Saudade se hacen llamar estos tipos catalanes que hacen la música exacta que necesito en esta mañana de satisfacciones, retos conseguidos, vacíos y cansancios. Dicen y cantan que nadie puede con nosotros. A ver si va a ser verdad y me lo voy a empezar a creer cualquier día de estos.

Anuncios