La canción de las 9:44. Desconozco si Hynkel se llaman Hynkel por el único y maravilloso motivo que se me viene a la cabeza. No soy en absoluto cinéfilo, pero una de las pelis favoritas de mi vida es la grandiosa “El gran dictador” y allí Chaplin se vestía de un tal Hynkel para ridiculizar al carnicero original. Desde ayer mismo pienso en Hynkel y tengo otro maravilloso motivo en el que pensar. En este caso, musical. Probablemente, estos seis chicos que cantan y tocan tan fantásticamente bien este “Mi forma original”, se tengan que buscar la vida fuera de la música. No por sabida la injusticia es menor.

Anuncios