La canción de las 11:51. En Laponia, y aquí, hace frío, pero yo me río. El abuelo Yulupuki era, evidentemente, amigo mío. Dicen los chavales de La La Love You que siguen en la edad del pavo. Ya somos más. “Sabes muy bien que aunque no te importe / iré a buscarte hasta el Polo Norte / Pero a mí me da igual porque ya suena Pitingo / en el radiocasette de mi barco vikingo”… Alegría, coño.

Anuncios