La canción de las 12:44. Me gustaría imaginar que a alguno de los pobres rehenes que a esta hora siguen secuestrados por la barbarie les pueda gustar, como a mí, la música de Exsonvaldes. Si así fuera, ésta sería mi mejor contribución a la causa. Canciones por horror. No se me ocurre otra cosa. Lo siento.

Anuncios