La canción de las 12:22. Pese a las comilonas de las últimas fechas, desperté ligero y medio artista. Busqué música que aunara ambas sensaciones y, como siempre, hallé lo bueno. En este caso a los chicos de Capitán Sunrise, que me dan justo lo que necesito con este “El cubismo, la vanguardia”, muy propio para amigos culturetas y enemigos descreídos. Yo también, como algunos de ellos, amanezco despeinado y bebo café descafeinado, aunque prefiero el Cola Cao Turbo. De aquí a Lima.

Anuncios