La canción de las 12:56. Como el rey no habló de su hermana yo tampoco lo haré de la Navidad. Me limitaré a compartir y regalar música de la buenísima, de esa que no aparece en radiofórmulas cansinas ni en vacuos especiales televisivos. Regreso para ello, encantado de hacerlo, al Norte, ¿dónde si no? para presentar a esta banda vasca que recrea lo mejor del rock de todos los tiempos. Lo he escrito ya alguna que otra vez aquí mismo, pero renunciaría a mis derechos dinásticos por saber qué dan en Getxo aparte de gloriosas gildas. Antes, los imprescindibles We are Standard y los inconmensurables Smile. Ahora esto. Habrá que volver. Pronto.

Anuncios