La canción de las 12:55. Empiezo a sopesar la idea de que a Miguel Ángel Hernando Trillo le pase lo mismo que a la Legión. Esto es, que les pueda llegar a sobrar la cabra. Ese tipo de nombre compuesto y apellidos de políticos es el gran “Lichis”, un genio postmoderno que en tiempos lo bordó con La Cabra Mecánica. Ahora en solitario, mantiene todo lo bueno y empieza a acumular lo mejor. Dice que sale a asustar. Entre el susto y la muerte, me quedo con el mejor combinado posible: la suerte.

Anuncios