La canción de las 12:07. Constitucionalmente no debería haber bañistas a estas alturas del mes de diciembre. Los últimos fueron estos chavales de Murcia que comparto en día de fiesta. Jornada de descanso y de asueto al menos de cara a la galería que, de puertas para adentro, el agotamiento no tiene demasiada pinta de cesar. Hacerse llamar Los últimos bañistas ya tiene ese punto de originalidad que se requiere para ser diferente. “Nadia” es mi regalo de hoy. A ver si os gusta.

Anuncios