La canción de las 17:07. Venga, va. Continúo con mi fin de semana salsero y lo concluyo de forma estelar. Viajo a Guadalajara, la mexicana no la de aquí y lo hago para buscar allí a Caloncho, al que encuentro entre vaivén y vaivén de cadera. Esto se llama “Palmar” y si así es lo de palmar, que me muera ahora mismo. Antes, la misma pregunta de ayer pero actualizada a este preciso momento, ¿sigues bailando?

Anuncios