La canción de las 9:50. Ya pasó por aquí el gran Enrique Urquijo acompañado por todos sus problemas y lo recupero hoy al recordar los 15 años de su fallecimiento. Y como ya escribí en aquella otra ocasión, siempre me atrajeron los malditos y sus problemas. También los problemas malditos. Además, en esta imborrable “Desordenada habitación” se juntaron el hambre y las ganas de comer, porque a Urquijo le acompaña Antonio Vega, en un dúo mítico de dos tipos imprescindibles. Ambos se fueron ya, pero siempre quedarán.

 

Anuncios