La canción de las 11:13. Pese a sonarme a tantas cosas, estos chicos barceloneses que se hacen llamar Extraperlo me aportan esa novedad que tan a menudo echamos de menos. Frescura para comenzar a seguir viviendo, a disfrutar sin linde y a gozar frenando si acaso con el motor, nunca más con el pedal.

Anuncios