La canción de las 9:16. Soy un ser querido. Cada vez más, además. Así como suena. Y lo soy desde hace mucho tiempo, pero sobre todo desde que descubrí a este otro gallego sideral llamado Eladio Santos, que veo que sigue a lo suyo, centrado en eso de hacer fenomenales canciones. Seré de él “Eternamente”, como interpreta aquí de manera estelar. Sentido, pleno. Sensibilidad, para aburrir. Aún he de confirmarlo, pero creo que el plazo de inscripción para convertirse en un ser querido también es eterno. Informes, aquí.

Anuncios