La canción de las 13:05. Ella, pongamos, es Zooey Deschanel y él, supongamos, es M. Ward, famoso ya en este blog por cantar como nadie a las chicas primitivas. Ambos, ella y él, defienden desde hace años un maravilloso proyecto musical que sirve hoy de perfecta excusa para empezar a dar por concluida mi inacabada adolescencia.

Anuncios