La canción de las 11:17. Desde hace ya más de un cuarto de siglo, el imprescindible Carlos Galilea lleva enseñándonos en la única radio que se puede escuchar en este país que cuando los elefantes sueñan con la música suelen escuchar canciones en portugués con acento brasileño. Bendito momento aquel en el que Leo Minax decidió olvidarse de su vocacional periodismo para centrarse en la voz y el pentagrama. Lleva años colaborando con los mejores, aunque cuando más me gustó fue cuando grabó un espectacular disco con el maestro danés de jazz Steen Rasmussen y su fantástico quinteto. Regalazo, también, el de hoy, no me digáis.

Anuncios