La canción de las 10:01. Pues bien, otro fantástico descubrimiento a edad tardía. Sé que me repito, pero también lo hace la cebolla en la tortilla de patatas y sigo prefiriendo su sabrosa presencia a su tristísima ausencia. Me pregunto dónde habré estado yo metido todos estos años para desconocer que Local Qua4tro es mucho más que una embolicada denominación. Vagamente recuerdo algo de la dicha y de la tarde, pero prefiero centrarme en disfrutar sus fantásticas creaciones recién encontradas.

 

The 10:01 song. Well, another great find at a late age. I do know I repeat myself, but so does the onion in the spanish omelette and I still prefer its tasty presence than its sad absence. I wonder where I have been involved all these years to ignore that Local Qua4tro is much more than a muddled name. I vaguely remember something of the joy and of the afternoon, but I prefer to focus on enjoying their fantastic creations newly found.

Anuncios