La canción de las 13:51. Cual oso polar me rijo por un calendario diferente al del resto de mi especie. Mi sentido de la vida lo ordenan las fechas deportivas. Así me va. Año par, diversión asegurada. Año impar, caca. Me dice mi alarma que hoy empieza el Mundial de baloncesto, que se juega en este país nuestro y que será el último servicio hecho a la causa por la mejor generación de deportistas que nadie jamás pudo si quiera imaginar. De vez en vez aún juego a ese deporte que en mis años mozos protagonizó, entre otros, Vladimir Tachenko, aquel gigante ruso con tanto bigote como cara de buena gente. Ya solo bautizar tu proyecto musical con ese apellido denota toneladas de arte y quintales de gracia. De la producción del grupo aragonés, me quedo hoy con este “Hacia el huracán”. Tiene unos añitos ya, pero más el baloncesto y también sigue mereciendo la pena.

Anuncios