La canción de las 11:02. Cuando Philadelphia no es de Kraft y solo es una ciudad yanqui, la asocio directamente a Julius Erving y a la buena música. Liderado por Adam Granduciel, este supergrupo llamado The War on Drugs me suena a miles de cosas buenas de la música de siempre, aunque por encima de todas, a ese Mike Scott de mis entretelas al que me imagino bordando este ya de por sí fantástico “Lost in the Dream”. Un lujazo para compartir. Otro más.

Anuncios