La canción de las 12:48. Cual toro manso escarbo en la tierra árida en busca del agua milagrosa. Me quedo sin uñas de tanto hacerlo, mas al final hallo el líquido de la vida. El litro de hoy viene de Roger L. Ayala y se encontraba muy pero que muy al fondo del injusto agujero del olvido. Allí, toneladas de luz pese a la negrura del ambiente. En el camino hasta la superficie, quintales de indignación ante la comparación con lo más vendido del momento. Y lo que nos queda.

Anuncios