La canción de las 10:36. Continúo global, más internacional que una brigada que guarda el talento cual tesoro común. Antes de ayer, la espectral California, ayer, la salvaje Escocia, hoy, la mágica Irlanda. Bienaventurados los que viajan porque conocen. Fionn Regan es mi obsequio mañanero, el mismo que elegí para que alegrara mi banal existencia. Como conmigo resultó, malo ha de ser que el efecto no sea el mismo en vosotros. En ello, y en su música, confío.

Anuncios