La canción de las 9:54. Antes de escuchar su magnífica producción musical, yo también formaba parte de la legión de futboleros que pensaban que este Paolo Nutini era la última revelación de la delantera de la Fiore. Nada más cerca de la mentira, pese a que sea acérrimo seguidor del glorioso Celtic de Glasgow. Y lo es porque, pese a tan transalpino apellido, Paolo es escocés. Y a fe que canta como los mejores que en la historia del mágico soul han sido. Habrá que seguirle muy de cerca no vaya a ser que, además de exhibir potente voz, acabe metiendo goles.

Anuncios