La canción de las 11:40. Coche, noche, campo y radio. De repente, entre lástimas varias e indignidades múltiples y como siempre, la música. De la muy buena. Dosis extras de energía para afrontar la crudérrima realidad. Desde ese momento, mi única vocación, compartirla con todos vosotros. Estos cuatro animales se hacen llamar Vintage Trouble y directamente me alegraron la noche y buena parte de la mañana. Californianos, de Hollywood nada menos, son peliculeros con motivo. Poderosa fachada con recios contrafuertes. La mejor música de siempre, hoy también.

Anuncios