La canción de las 13:12. Tropiezo con un tocayo apellidado Fresneda. Creo que es lo único que tengo en común con él, sombrero y ba-lon-ces-to aparte, porque de lo otro, de cantar, poca cosa. Me gusta lo que suena y especialmente cómo suena. Hasta Rocky Balboa entra en escena para poner paz.

Anuncios