La canción de las 11:38. Ausente ayer por motivos laborales y no por otros más reales y futboleros, regreso hoy por la puerta grande. En realidad, la jornada de la coronación tenía su propia canción ya mencionada en su día en este blog. Pero, a lo que vamos: Ama Silvia Penide, igual que yo, pero ella va y lo canta. Firmo debajo de muchos de sus objetos de pasión descontrolada. De casi todos, la verdad. Aunque no lo cante.

Anuncios