La canción de las 10:53. Continúo en el Norte y junto al mar. Mi cabeza, inteligente, no concibe lugar mejor, pese a que solo de música esté hablando. Alberto García lidera un supergrupo asturiano al que denomina de ocurrente y yanqui modo y que emparenta Tennessee con Langreo de la más espectacular de las maneras. Banjos, mandolinas, armónicas, fuego de campamento, carbón y diamantes, buena música al fin, demasiado desconocida sin embargo.

Anuncios