La canción de las 10:45. Por el nombre y por su actual lugar de residencia, la esplendente Barcelona, pensé que está fantástica Maïa Vidal era de esas catalanas por las que desde este blog de música y, sobre todo, de ilusiones, se siente el mayor de los amores y la más enorme de las estimas. Hete aquí que no. Que la jovencita en cuestión nació en la californiana Santa Bárbara, hecho este, si te paras a pensar, nada relevante especialmente cuando su música provoca exactamente eso que provoca.

Anuncios