La canción de las 13:05. En el felicísimo reencuentro con la santísima rutina, decido sumergirme en las cálidas aguas musicales de Dávile Matellán, otro meritísimo intento de búsqueda de vida basado en el continuo riesgo y en el talento indudable. Está ahora de lanzamiento de su nueva obra, pero esta “Otra tragedia griega” aguanta en pie con poderío después de una escucha tras otra.

Anuncios