La canción de las 9:29. Confirmado. Tengo público. Poco, pero fiel y escogido. Elijo canciones pensando en a quién le van a gustar más, si a mi hermano el pequeño, a la mejor persona que jamás conocí, a mi pródiga amiga, a aquella otra que no faltó nunca, a la única hermana que tengo o a alguna otra que de la misma condición bien podría gozar. Es mi hermana la que siente más debilidad por la mejor música que del otro lado del charco regalo muchas de estas mañanas. En ella pienso hoy, y feliz por ello, al presentaros a este Lisandro Aristimuño, directo desde el argentino Río Negro, pleno de sentido y repleto de sensibilidad.

Anuncios