La canción de las 19:45. Regreso del lugar en el que Mikel Laboa fue considerado todo un héroe del arte y de la cultura. Cuidan bien allí a sus referentes. Aquí, más cerca, tendemos a olvidarlos. Así nos va. Un día Laboa se juntó sobre un escenario con algunos de los más legendarios músicos que en el mundo han sido y que ya han pasado repetidas veces por este espacio de música e ilusiones: Fraser, Machlis, Rigler, Norman y compañía, apellidos todos ellos con permiso de perenne estancia en mi parnaso particular. Belleza más belleza: doble belleza.

Anuncios