La canción de las 13:18. Feliz como una lombriz por seguir arriesgando sin red, cuerda, casco o arnés, me topo esta mañana sabatina con el avance del nuevo disco de Dotore, un proyecto tras el que está un tal Pablo Martínez Sanromá, otro de estos héroes musicales de la actualidad que tanto me turban. Escucho este “Balinesa” y me voy de aquí para allá y regreso de allá para acá sin moverme de la misma silla desde la que escribo. Larga vida al riesgo sin fin.

Anuncios