La canción de las 9:47. Sin necesidad de consulta me arrogo el derecho a decidir. Y decido que hoy soy más feliz que ayer. El hecho distintivo, ya veis qué fácil, escuchar de buena mañana a Els Amics de les Arts. Toneladas de buen rollo y quintales métricos de talento para disfrutar de la música sin etiquetas. No hay mucho más. Es todo. Y no es poco.

Anuncios