La canción de las 11:44. Escucho “La era punk”, lo penúltimo de Algora, y, vaya, también me gusta. Y mucho. Llamadme facilón, blando, acomodaticio, vendido o lo que queráis, o mejor llamadme al móvil y me contáis. Creo que es el relativismo moral que tan a gala llevo o esas gafas de cerca que me dejan ver más lejos que nunca. Yo os lo regalo y vosotros me decís, que yo ya os lo he dicho casi todo.

Anuncios