La canción de las 8:56. No dejo de sorprenderme. Ahora me ha dado por madrugar para compartir música. Cualquier día de estos, regalaré más de una canción por cada 24 horas de mi vida, que tal es mi capacidad de encontrar y distribuir belleza. Hoy, de buena mañana, os propongo escuchar a Dani Flaco, al que imagino que no llamarán así por sus toneladas de talento. Periodista curioso que soy, me informo sobre él y leo que pudo ser gran futbolista pero que las lesiones lo convirtieron en cancionista, y de los buenos. Por la parte que nos toca, nos alegramos profundamente por ello.

Anuncios