La canción de las 13:35. Este Lázaro ni se levantó ni anduvo. De hecho, por no ser, no es ni siquiera un señor. Es una chica, hecha y derecha, que atiende al nombre de Nieves Lázaro y que se queda con el apellido como nombre artístico. Me la recomienda directamente el genial Julio de la Rosa y eso es justo lo siguiente a palabras mayores. La escucho y a ratos me atrapa. ¿Venís a liberarme? A lo peor no me dejo.

Anuncios