La canción de las 12:52. La mañana sabatina es ideal para pedir perdón y para escuchar sin cesar esta cancionaca que os regalo hoy sin pedir nada a cambio. Si acaso, que la oigáis para comprobar si, como yo, sois un pelín más felices tras hacerlo.

Anuncios