La canción de las 11:33. Quién fuera músico para dejar legado una vez abandonado este mundo. Opto por festejar este ridículo carrusel de fiestas recordando que tal día como hoy hace 33 años un tipo acabó con la vida de otro. Hasta ahí nada extraordinariamente normal. Pero es que uno de ellos, Lennon de apellido, dejó escritas algunas de las mejores canciones que en la historia han sido. De todas las oídas, la versión que más me gustó siempre del inmortal “Imagine” es esta brutal de la simpar Eva Cassidy, a quien un cáncer se llevó con solo 33 años. Número cabalístico este 33. Os aconsejo que cerréis los ojos y disfrutéis.

Anuncios