La canción de las 11:25. Reflexión en medio del puente: La gente se sigue arriesgando y dando rienda suelta a sus innegables talentos huyendo del qué dirán y de quién lo dirá. El último que me encuentro es este Alonso Caxade, un pelín más gallego que yo, que nos regala buena música con letra en su bellísimo idioma materno y melodías con acordeón, trompeta, carillón y bombardino. Una absoluta delicia. Él me la regala a mí y yo os la entrego como el mejor de los presentes. No se merecen las gracias. Para eso, entre otras cosas, vine a este mundo.

Anuncios