La canción de las 10:34. Mucha de la mejor música de este país, o de aquel otro, vayan ustedes a saber, me sigue llegando desde Cataluña. Y a borbotones. Mi propuesta sabatina es esta “L’ultima ressaca”, huelga la evidente traducción, de los barceloneses Mishima, cuyo nombre remite al escritor nipón de curiosísima existencia. Japón y Cataluña. No suena nada mal la combinación. Tampoco ellos.

Anuncios