La canción de las 10:53. No, no. No colgaré aquí y ahora ninguna canción del fallecido Lou Reed. Lo podría hacer, por supuesto, méritos le sobraron, pero en estas estoy que me cruzo con música tranquila para mañanas revueltas. Estos Big Summer son, como es tan común en este blog, cumbre de la globalización. Portugal, Barcelona y el mundo anglosajón se mezclan para calmar las fieras que llevo dentro, que diría el simpar Julio de la Rosa.

Anuncios