La canción de las 11:39. No es una mujer Antònia Font. Bueno, seguro que alguna habrá llamada así, pero bajo este nombre se esconden músicos mallorquines que hacen divertidas canciones de letras surrealistas y contagiosos ritmos. Ésta, de las que más, nos retrotrae a los Juegos de Invierno de Calgary 1988. Como soy mayor y mi memoria más aún, yo también recuerdo algo de ellos. Básicamente, que hacía frío.

Anuncios