La canción de las 11:34. A mares llueve en mi ciudad, que ni tiene mar ni está acostumbrada a diluvios universales. Despierto por el plácido sonido del agua al caer, mi cabeza lo confunde con otro igualmente agradable, sino más. Y allí, en el fondo de mi mente, resuenan los maravillosos acordes de esta preciosidad de Madredeus. “Haja o que houver” suena a lluvia en la voz de una inconmensurable Teresa Salgueiro. Escuchadla mientras miráis por la ventana el agua caer. Fijaos y, con un poquito de esfuerzo, veréis muy al fondo un cartelito que indica que por ahí se va a la felicidad. Hacedme caso.

Anuncios