La canción de las 17:45. Cualquier día cerrarán este blog por catalanófilo. Desde lo más profundo de la meseta, a cientos de kilómetros del bravo mar, no paro de apreciar la buena música que allí, al otro extremo, hacen muchos para mí desconocidos hasta hace solo meses. Otro más es este Joan Colomo, al que estos días me está encantando escuchar. Y de entre todo lo oído, escojo, como suelo, aquella melodía que resuena en mi cabeza en el silencio de la noche. Ésta es. Disfrutadla conmigo.

Anuncios