La canción de las 10:51. Que el talento es inversamente proporcional al éxito de las ventas queda probado en cada entrada de este blog de música e ilusiones, ejemplo último también de aforismo tal. Los chicos y chicas de Mäbu hacen arte y poca gente se entera de ello. Acaban de sacar un nuevo disco a la calle después de prácticamente tener que retirar de las tiendas, por falta de repercusión, el anterior que contiene joyitas como este simpar “Dos horas”. Larga vida al talento.

Anuncios