La canción de las 13:15. Dos tipos de música me gustan: la buena y la mejor. Encantado estoy por conocer una nueva demostración de la segunda. Se llaman Blaumut, llegan de un mágico lugar cercano al de mis vacaciones infantiles y han logrado ya que tararee -mágico verbo también este tararear- este “Bicicletes”. Como casi siempre que descubro buena música en catalán, un particular aforismo para concluir. Les entiendo regular pero, insisto, mucho peor es entender por completo a Amaia Montero.

Anuncios